Home Blog

El embarazo es un proceso increíble, que conlleva cambios increíbles. Es increíble que una nueva vida pueda surgir de nuestras células reproductoras, y más increíble es aún el proceso de conversión de esa unión celular en un ser humano. ¿Cómo afecta al cuerpo de la mujer embarazada?

Cambios Cambios en el cuerpo durante el embarazo que si se ven

  • Uno de los cambios más obvios que sufre la embarazada lo sufren los pechos. Desde el inicio del embarazo, los pechos empezarán poco a poco a crecer, a hincharse. El cambio de talla de sujetador será una realidad: una alegría para algunas, una pesadilla para otras.
  • El crecimiento en volumen implicará un crecimiento en peso. Además, tendrán picores, ligeros pinchazos, el pezón sobresaldrá visiblemente, las aureolas oscurecerán y en ellas aparecerán pequeños bultitos, conocidos como los tubérculos de Montgomery. Por si fuera poco, se marcarán las venas.
  • Otro cambio espectacular lo sufrirá la figura femenina, y no solo por la aparición de la contundente tripa. Durante el embarazo, y como preparación para soportar el peso (cada vez mayor) del feto, el tronco de la mujer se va arqueando poco a poco, los hombros se van echando para atrás y las caderas se acoplarán para dejar paso al bebé en el momento del parto. Es una transformación en toda regla.
  • Aunque podría haberse incluido en el apartado de las cosas que no se ven, debido a su implicación directa en el aumento del tamaño de la tripa no podía dejar de mencionarse el útero. De un peso inicial de 50 gr, un tamaño de 6,5 cm y una capacidad de 2-3ml, el útero pasará a pesar 1,5kg, medir 33 cm y tener una capacidad de 4 ó 5 litros.

Cambios en el cuerpo durante el embarazo que no se ven

Como en todo lo relativo al embarazo, lo más espectacular es lo que el ojo humano no puede percibir a simple vista. La lista de cambios fisiológicos es interminable. A modo de resumen, estos son algunos de los más importantes:

  • La sangre: durante el embarazo el torrente sanguíneo aumenta en 1,5 litros su volumen.
  • El pulso: el aumento de la cantidad de sangre implicará un aumento en la frecuencia cardíaca de unos 10 ó 15 latidos/minuto para poder bombear toda esa cantidad de sangre.
  • La respiración: a veces se tendrán ciertas dificultades, más cuanto mayor sea el tamaño del feto y más espacio ocupe internamente.
  • La boca: además de un nivel mayor de saliva, las encías estarán muy sensibles, con facilidad para sangrar, y hay que vigilar la posible aparición de caries.
  • Las venas: se dilatan, se notará hinchazón de piernas y probablemente hagan su aparición las antiestéticas varices.
  • La tensión: disminuirá al tener los vasos sanguíneos dilatados. Normalmente en el tercer trimestre se recuperará el nivel normal.
  • Estreñimiento: una de las grandes molestias del embarazo, producido por un menor tránsito digestivo.
  • La vejiga: cada vez estará más comprimida, lo cual provocará una necesidad creciente de visitar el cuarto de baño.
  • Las hormonas: cómo olvidarse de las hormonas. Ellas cuidan de que el embarazo se desarrolle adecuadamente y son las que desencadenan todos los procesos internos.

0 107

Granitos, manchas en la piel, hormonas disparadas, vómitos, náuseas…Parece una novela de terror, pero son algunos de los síntomas de embarazo y reacciones diversas del organismo de las embarazadas. Con este prólogo, ¿qué puede haber de cierto en el dicho de que la mujer es más bella embarazada?

Se dice que, desde tiempos prehistóricos, la mujer es mas bella embarazada y aumentaba para retener al hombre cerca de ellas y que dejaran de buscar “compañera”. La forma de la naturaleza de abrirse camino y garantizar la continuidad de la especie.

Aunque no existe una justificación fisiológica del fenómeno, existen multitud de leyendas urbanas e historias de abuelas capaces de adivinar el sexo y fecha de nacimiento de los bebés, casi incluso antes de producirse el embarazo.

Son muchos los cambios que sufre el cuerpo de la mujer durante el embarazo, ¿pero implican que la mujer sea mas bella embarazada? Algunos de ellos ciertamente sí que mejoran el aspecto general, como el aumento del flujo sanguíneo, que provoca un brillo especial en cabellos, ojos y piel, o el aumento del tamaño de los pechos, que a las mujeres con el pecho pequeño les hará sentirse más atractivas.

Sin embargo, otros cambios implicarán lo contrario. Granitos, aparición de vello en el rostro, pequeñas manchas, hinchazón, sueño, cansancio… no contribuirán demasiado a que la embarazada se sienta mejor con su físico.

Tal vez, ¿no será el estado de felicidad en el que se encuentra una embarazada lo que hace que la  mujer tenga un aspecto envidiable? Porque cuando uno se siente feliz, cuando uno se siente bien y lleno de ilusión, el rostro se ilumina y el resto se da cuenta de ello…

0 120

No todas las mujeres sufren los mismos síntomas embarazo, y una mujer puede perfectamente sufrir síntomas distintos en embarazos distintos. Cada mujer y cada embarazo son únicos, aunque a continuación se describen los síntomas más frecuentes embarazo.

Los retrasos

La primera señal de alarma llega con los retrasos en la menstruación. Sin embargo, ¿son los retrasos un síntoma inequívoco de estar embarazada? Nada más lejos de la realidad. La regularidad de la menstruación varía para cada mujer, de modo que hay algunas cuyo cuerpo funciona como un reloj, y en otras ocurre todo lo contrario.
Incluso en los casos de mayor regularidad, existen muchos agentes externos que pueden condicionar la aparición de los famosos retrasos. Por ejemplo los viajes, la ingesta de medicamentos, anticonceptivos, el estrés, hacer dieta, etc.

Experiencia previa

Aquellas mujeres que ya han sido madres con anterioridad, conocen perfectamente las sensaciones que produce el estar embarazada por lo que, en algunos casos, se darán cuenta enseguida de su situación de buena esperanza. Algunas, incluso, se darán cuenta antes de tener siquiera un retraso.

La temperatura corporal
Aunque suena a método desfasado, todavía se sigue utilizando. Menos que antes, pero todavía hay quienes confían en el hecho de que, cuando se produce el embarazo, la temperatura se mantiene ligeramente por encima de 37º al finalizar el ciclo y sufrir el primer retraso. También hay que indicar que es un método, obviamente, más engorroso.

Síntomas de embarazo evidentes

Hay una serie de signos que pueden proporcionarnos pistas de que se están produciendo cambios debidos al embarazo.

Los síntomas de embarazo más comunes son:

  • Nauseas/vómitos: los más conocidos y también de los más engorrosos de todos. Normalmente se presentarán por la mañana.
  • Estreñimiento: no es raro que se presenten episodios de estreñimiento durante todo el embarazo pudiendo, incluso, provocar la aparición de las molestas hemorroides.
  • Orina: la embarazada se orinará con mayor frecuencia.
  • Sueño: como suele decirse, algunas embarazadas se duermen por las esquinas, el sueño puede invadirlas a cualquier hora y en cualquier lugar.
  • Gustos alimenticios: podrán apetecerle alimentos que antes le desagradaban, apareciendo incluso los famosos antojos.
  • Apetito: podrá variar, tanto por exceso como por defecto.
  • Olores: el olfato se agudiza de manera sensible, provocándole el rechazo de algunos olores.
  • Estado emocional: puede llegar a ser muy variable, pasando de un extremo a otro con facilidad.
  • Pechos: aumentarán tanto el volumen como la tensión de los pechos.

Sin embargo, tampoco es raro que una mujer que no está embarazada y lo está buscando presente todos estos síntomas de embarazo y muchos más. Puede hablarse de embarazo psicológico, alimentado por el deseo de quedarse en estado.

Finalmente, pueden optarse por utilizar los test de embarazo para salir de dudas antes de que la naturaleza muestre síntomas más evidentes o confirme los que existen. Sin embargo, hay que comentar que estos test no son fiables 100%. Al final, lo único que podemos hacer es esperar.

consulta prenatal

consulta prenatal

¿Por qué es tan importante la consulta prenatal?

Son muy importantes porque ayudan a saber cómo está creciendo el bebé y si ambos, mamá y bebé, están saludables. ¡Si existe un problema, lo querrá saber lo más pronto posible!

¿Qué pasa durante la consulta prenatal?

El ginecólogo OB/GYN examinará a la futura mamá y al bebé. Hay otros proveedores además del OB, que pueden proveer atención prenatal al igual que atender nacimientos en Texas. Estos incluyen Parteras Enfermeras Certificadas, Parteras Licenciadas y Médicos de Práctica Familiar.

¿Cada cuándo son la consulta prenatal?

El horario de consultas usualmente es:
• Una vez al mes los primeros seis meses del embarazo.
• Cada dos semanas durante el séptimo y octavo mes del embarazo.
• Cada semana durante el noveno mes del embarazo.

¡Es importante asistir a todas la consulta prenatal! ¡Se trata de la salud y seguridad del bebé por eso debes ESCRIBIRLO EN EL CALENDARIO!

¿Por qué debo asistir a la consulta prenatal?

Estas son tres cortas y sencillas razones por las que debes ir: Para estar ahí para el bebé; para apoyar a la mamá y para que no te quedes fuera de todo lo relacionado con el bebé desde el principio. En otras palabras, tienes mucho que ver con el sano desarrollo y crecimiento del bebé. Las consultas prenatales son el momento para que sepas lo que está ocurriendo con el bebé y cómo lo puedes ayudar a que se mantenga saludable. ¡Y aún hay más! Son una buena forma de demostrarle a tu pareja que te importan ella y el bebé… y eso mejorará las cosas aún más entre ustedes. El asistir a las consultas prenatales te coloca en la categoría de papá de primera calidad.

¿Qué clase de preguntas debo hacer al médico?

Algunas de las preguntas que deberás hacer son:

  • ¿Cuánto tiempo lleva en la práctica de la medicina?
  • ¿Dónde atiende el parto de los bebés?
  • ¿Podemos visitar el hospital antes de que nazca el bebé?
  • ¿Permite que un familiar o entrenador esté presente durante el parto?
  • ¿Cuántos sonogramas debe hacerse la mamá?
  • ¿Puedo estar presente cuando nazca el bebé?
  • ¿De todos los partos que atiende, qué porcentaje son por cesárea? Y si
  • fuera necesario hacerle una a ella, ¿puedo estar presente?

2 111
sintomas de embarazo

No todas las mujeres sufren los mismos síntomas de embarazo, y una mujer puede perfectamente sufrir síntomas distintos en embarazos distintos. Cada mujer y cada embarazo son únicos, aunque a continuación se describen los síntomas más frecuentes embarazo.

Los retrasos

La primera señal de alarma llega con los retrasos en la menstruación. Sin embargo, ¿son los retrasos un síntoma inequívoco de estar embarazada? Nada más lejos de la realidad. La regularidad de la menstruación varía para cada mujer, de modo que hay algunas cuyo cuerpo funciona como un reloj, y en otras ocurre todo lo contrario.
Incluso en los casos de mayor regularidad, existen muchos agentes externos que pueden condicionar la aparición de los famosos retrasos. Por ejemplo los viajes, la ingesta de medicamentos, anticonceptivos, el estrés, hacer dieta, etc.

Experiencia previa

Aquellas mujeres que ya han sido madres con anterioridad, conocen perfectamente las sensaciones que produce el estar embarazada por lo que, en algunos casos, se darán cuenta enseguida de su situación de buena esperanza. Algunas, incluso, se darán cuenta antes de tener siquiera un retraso.

La temperatura corporal
Aunque suena a método desfasado, todavía se sigue utilizando. Menos que antes, pero todavía hay quienes confían en el hecho de que, cuando se produce el embarazo, la temperatura se mantiene ligeramente por encima de 37º al finalizar el ciclo y sufrir el primer retraso. También hay que indicar que es un método, obviamente, más engorroso.

Síntomas de embarazo evidentes

Hay una serie de signos que pueden proporcionarnos pistas de que se están produciendo cambios debidos al embarazo.

Los síntomas de embarazo más comunes son:

  • Nauseas/vómitos: los más conocidos y también de los más engorrosos de todos. Normalmente se presentarán por la mañana.
  • Estreñimiento: no es raro que se presenten episodios de estreñimiento durante todo el embarazo pudiendo, incluso, provocar la aparición de las molestas hemorroides.
  • Orina: la embarazada se orinará con mayor frecuencia.
  • Sueño: como suele decirse, algunas embarazadas se duermen por las esquinas, el sueño puede invadirlas a cualquier hora y en cualquier lugar.
  • Gustos alimenticios: podrán apetecerle alimentos que antes le desagradaban, apareciendo incluso los famosos antojos.
  • Apetito: podrá variar, tanto por exceso como por defecto.
  • Olores: el olfato se agudiza de manera sensible, provocándole el rechazo de algunos olores.
  • Estado emocional: puede llegar a ser muy variable, pasando de un extremo a otro con facilidad.
  • Pechos: aumentarán tanto el volumen como la tensión de los pechos.

Sin embargo, tampoco es raro que una mujer que no está embarazada y lo está buscando presente todos estos síntomas de embarazo y muchos más. Puede hablarse de embarazo psicológico, alimentado por el deseo de quedarse en estado.

Finalmente, pueden optarse por utilizar los test de embarazo para salir de dudas antes de que la naturaleza muestre síntomas más evidentes o confirme los que existen. Sin embargo, hay que comentar que estos test no son fiables 100%. Al final, lo único que podemos hacer es esperar.

Beautiful pregnant woman

 

El Útero Septado, también conocido como Útero Septo, es una de las malformaciones uterinas más frecuentes, suponiendo en torno al 33% de éstas. Consiste en que el útero se encuentra dividido en 2 cavidades, separadas por una especie de “tabique”, de ahí su nombre.

Aunque el útero Septado puede ser motivo de infertilidad, provoca el mayor número de incidencias en abortos espontáneos, partos prematuros, muerte fetal, cesáreas, etc. Esto es debido a que, en numerosas ocasiones, las dimensiones de las cavidades en las que se divide el útero son tan reducidas que el feto no tiene espacio suficiente para desarrollarse. O también puede ocurrir que la placenta se implante en un tabique con una irrigación tan pobre que no será posible llevar un embarazo a término.

Cómo se forma el Útero Septado

El tabique se forma durante el desarrollo embrionario. En esta etapa, los llamados conductos Mullerianos se unen para formar el conjunto compuesto por el útero, las trompas de Falopio y la parte superior de la vagina. Un fallo en la fusión de dichos conductos provoca las malformaciones en el útero: por ejemplo, el útero tabicado, el útero bidelfo (2 hemi-úteros), etc.

Útero Septado Diagnóstico y operación

El diagnóstico se realiza por histerosalpingografía (HSG), aunque si se quiere diagnosticar con mayor precisión es necesario efectuar una laparoscopia, resonancia o ultrasonidos.

En cuanto a la operación para la corrección, ésta se denomina resección histeroscópica y se recomienda únicamente si, tras la extirpación del tabique, el útero adquirirá el tamaño suficiente para poder desarrollar un embarazo con normalidad.

Los resultados son suficientemente esperanzadores. El porcentaje de embarazos a término de mujeres con el útero tabicado está en torno al 5-10%. Para aquellas que se someten a la resección histeroscópica, el porcentaje aumenta significativamente hasta el 80-90%.

Toxoplasmosis como una enfermedad producida por protozoos del género Toxoplasma que, contraída durante la gestación, puede ocasionar anomalías fetales.

La toxoplasmosis es una infección muy común, en la que la mayoría de los casos pasan inadvertidos. Sus síntomas, normalmente, son similares a los de una gripe o una mononucleosis infecciosa (malestar general, cansancio, dolor muscular, fiebre).

Por norma general, la infección se produce una vez en la vida y la persona infectada se vuelve inmune. El parásito permanece en el cuerpo humano por tiempo indefinido, pero no provocará daños si el sistema inmunológico funciona correctamente. Por tanto, las mujeres que han desarrollado inmunidad antes del embarazo, no corren peligro de transmitir la infección a su bebé.

Si una mujer embarazada contrae la toxoplasmosis por primera vez, existe un 40% de probabilidad de transmitir la infección al feto. Sin embargo, el riesgo y la gravedad de la infección del bebé dependerán del momento de gestación en el que se produce la infección. Al principio del embarazo las probabilidades de transmitir la infección son menores que al final, mientras que las consecuencias son más graves cuanto más cerca del comienzo del embarazo se encuentre la madre.

Toxoplasmosis: Cómo se contrae la infección

La manera más habitual de contraer la infección es por la exposición a los excrementos de gatos infectados (normalmente aparentan estar sanos), insectos (como moscas y cucarachas) que hayan estado en contacto con los excrementos de esos gatos, ingerir carnes crudas contaminadas, huevos crudos o leche cruda de cabra.

Por su parte, los gatos suelen contraerla al cazar roedores o aves infectadas. El parásito se reproduce en el intestino del gato, acabando en sus excrementos donde se volverá infeccioso resistiendo a los desinfectantes (en ciertas condiciones de temperatura y humedad, el parásito podría vivir en el suelo más de un año).

Puede ocurrir que, aunque un bebé haya sido infectado, no tenga síntomas al nacer y no se les diagnostique la enfermedad hasta que, meses o años después, desarrollen una infección ocular u otros problemas. Es por ello que, a los bebés cuyas madres se les ha diagnosticado la toxoplasmosis durante el embarazo, deban ser sometidos a pruebas.

Toxoplasmosis Qué riesgos supone para el bebé

A menudo, los recién nacidos infectados tienen infecciones en los ojos, el hígado y el bazo más grandes de lo habitual, ictericia (amarillez de la piel y las conjuntivas) y neumonía. En los casos más graves, y menos comunes, pueden padecerse retrasos mentales, graves problemas de vista, apoplejía, parálisis cerebral e, incluso, podrían morir a los pocos días de nacer. La toxoplasmosis contraída durante el embarazo, también puede provocar un aborto espontáneo o el nacimiento sin vida del bebé.

Toxoplasmosis: Cómo prevenirla

La mejor manera de prevenir la enfermedad es evitar el contacto con las fuentes conocidas de infección. Unos consejos:

•        No comer carnes crudas o poco hechas: pasar bien la carne al cocinar.

•        Higiene: lavarse bien las manos después de manipular carne cruda.

•        Lavar muy bien todas las frutas y verduras antes de comerlas.

•        Gatos:

o         No vaciar ni limpiar la caja donde el gato hace sus necesidades. Pedir ayuda.

o         La caja debe vaciarse a diario, puesto que el parásito de los excrementos del gato se vuelve infeccioso a partir de las 24 horas.

o         No alimentar a los gatos con carnes crudas o poco cocidas.

o         Mantenerlo dentro de casa para impedir que cace pájaros o roedores.

•        Si se tiene jardín, utilizar guantes cuando se trabaje en él. Es posible que algún gato pudiera haber depositado el parásito en la tierra.

•        Intentar, en la medida de lo posible, evitar los areneros donde juegan los niños. Los gatos pueden utilizarlos para hacer sus necesidades.

La salpingitis crónica es una inflamación de las trompas de Falopio causada, normalmente, por una infección. Es una patología muy relacionada con los embarazos ectópicos, pues aproximadamente la mitad de mujeres con embarazos ectópicos han padecido salpingitis.

La patología afecta principalmente a mujeres sexualmente activas, pues la infección causante suele contraerse durante las relaciones sexuales, y están más expuestas aquellas que utilizan el DIU como dispositivo anticonceptivo. Rara vez se presenta en mujeres jóvenes que aún no han tenido la menstruación, o en mujeres adultas embarazadas o después de la menopausia.

Normalmente, la infección se origina en la vagina y se extiende hacia el útero y las trompas de Falopio. Por ello, aunque los síntomas puedan ser más intensos en uno de los dos lados, por norma general las dos trompas de ven afectadas.

Es una enfermedad que debe tratarse sin demora, puesto que cuanto más prolongada y grave sea la inflamación, se corre riesgo de sufrir infertilidad y otro tipo de complicaciones.

Otros nombres que recibe: enfermedad inflamatoria pélvica.

Síntomas

Suelen aparecer poco después del período menstrual, con un dolor en la parte inferior del abdomen que va aumentando en intensidad. El dolor puede ir acompañado de náuseas o vómitos, hemorragias vaginales irregulares y secreción vaginal escasa. La fiebre en principio es baja y, después, va aumentando. Aparece, finalmente, una secreción similar al pus por la vagina.

La infección, al inflamar las trompas, provocan su obstrucción, hinchándose debido al líquido atrapado en su interior. Esto puede causar dolor crónico, hemorragia menstrual irregular e infertilidad.

En los casos más extremos, pueden llegar a desarrollarse abscesos (acumulación de pus) en las trompas, los ovarios o la pelvis. Si el tratamiento con antibiótico no funciona, deben drenarse por métodos quirúrgicos.

Diagnóstico

La salpingitis tiene difícil diagnóstico inicialmente, pues la fiebre es baja, el dolor abdominal suave y la secreción vaginal escasa. Posteriormente, los síntomas son más evidentes.

Suele practicarse una analítica (normalmente el nivel de glóbulos blancos es alto) o recogida demuestras del cuello uterino, el recto y la garganta para cultivarlas con el objetivo de identificar el microorganismo que causa la infección.

Si se sospecha la existencia de abscesos, puede realizarse una culdocentesis (pinchazo con aguja para obtener una muestra de pus). En caso de dudas, puede realizarse una laparoscopia (tubo de fibra óptica).

Tratamiento

Deben administrarse antibióticos tan pronto se hayan extraído las muestras para su cultivo y estudio. Si la infección no mejora en 48 horas, debe hospitalizarse a la paciente.

 

 

Se denomina placenta previa a un problema de mala inserción de la placenta, de manera que ésta cubre (completa o parcialmente) el cuello uterino. La placenta se encuentra, entonces, interpuesta entre el feto y la vagina.

La placenta previa se presenta en el 0,5% de los embarazos y es más común en aquellas mujeres con úteros anormalmente desarrollados o presentan embarazos múltiples.

Tipos de placenta previa:

•        Marginal: la placenta, aún estando localizada cerca del cuello uterino, no lo bloquea.

•        Parcial: la placenta cubre en parte la abertura del cuello uterino.

•        Completa: la placenta obstruye por completo la abertura cervical.

Placenta Previa: Riesgos

El mayor riesgo que corren las mujeres que padezcan placenta previa es que el parto no puede producirse de manera natural, pues la placenta impedirá la salida del bebé por la vagina. Por tanto, se tendrá que practicar una cesárea casi con toda seguridad.

Otro factor a considerar es el riesgo de hemorragia. Durante el trabajo de parto, el cuello uterino sufre contracciones y dilataciones. Los vasos sanguíneos que conectan la placenta con el útero podrían romperse y producir una hemorragia, pudiendo poner en peligro la vida de la madre y el feto.

Placenta Previa: Precauciones a tomar

Las recomendaciones dependerán de cada caso concreto de placenta previa, la edad gestacional del feto, si ha habido sangrado o no, y los antecedentes de la embarazada. Por norma general, deben tomarse estas precauciones:

•        Evitar mantener relaciones sexuales.

•        Reducir las actividades físicas y guardar reposo.

•        No realizar exploraciones vaginales ni colocar nada en ella.

•        Hospitalizar a la embarazada al finalizar el embarazo para practicar un parto por cesárea.

La listeriosis es una infección provocada por la ingestión de alimentos contaminados por el bacilo “listeria”, una bacteria que se encuentra en los productos lácteos no pasteurizados, carnes y verduras crudas, y embutidos.

En condiciones normales es benigna, por lo que no reviste mayor preocupación. Sin embargo, para lasembarazadas la listeriosis puede suponer una verdadera amenaza, puesto que si no se cura puede provoca abortos, partos prematuros e, incluso, muerte fetal.

Síntomas de listeriosis

Los síntomas son similares a los de una gripe común, es decir, fiebre, dolor y malestar, diarreas, etc. Su detección se realiza mediante un análisis de sangre y, en caso positivo, es importante tratarla mediante la administración de un antibiótico durante 2 ó 3 semanas.

 

Una de las relativamente frecuentes molestias que sufren las embarazadas son las infecciones de orina.

Las causas de esta patología son variadas. Durante el embarazo aumenta el nivel de progesterona(hormona sexual femenina), causando una relajación de los músculos de la vejiga, los uréteres y la uretra.

Por otra parte, el útero crece a medida que se desarrolla el embarazo, y ejerce cada vez más presión sobre la vejiga. El desarrollo del feto, incrementará la presión que se ejerce sobre ella.

Por estas razones, el vaciado completo de la vejiga cada vez resulta más complicado. Las bacterias existentes en la orina no evacuada tienen un entorno más favorable para su multiplicación y son las causantes de las infecciones. Aproximadamente el 10% de las embarazadas sufrirán infecciones de orina.

Aquellas embarazadas con un nivel de azúcar en sangre elevado, serán más propensas a sufrir infecciones de orina. Si el Test de O’Sullivan ha resultado positivo y se diagnostica diabetes gestacional, habrá que realizar un seguimiento en detalle de las infecciones.

Un simple análisis de orina permite conocer la bacteria responsable de la infección para tratarla adecuadamente.

Infecciones de orina: Síntomas y consejos

Los síntomas habituales de una infección de orina son:

•        Sensación muy frecuente de querer ir al baño a orinar, incluso cuando hay poca cantidad de orina.

•        Quemazón al orinar.

•        Dolor de pubis.

•        Incluso pueden aparecer molestias al mantener relaciones sexuales.

El problema es que, si los síntomas son muy leves, a veces es muy difícil diferenciarlos de las ya de por sí habituales ganas de ir al baño de las embarazadas (por la presión que ejercen útero y feto sobre la vejiga).

El remedio consiste en la administración de antibióticos (especialmente diseñados y tolerados en el embarazo), intentando evitar que la infección alcance el riñón (pielonefritis), puesto que infecciones graves en el riñón pueden ser causa de parto prematuro.

Para evitar las infecciones de orina, lo mejor es seguir los siguientes consejos: beber agua en cantidad abundante, orinar frecuentemente, comer verduras, usar prendas de algodón, y tener cuidado con ciertos productos de higiene femenina.

Existen cuatro grupos sanguíneos: A, B, AB y O, y dos subgrupos en base al factor RH (positivo o negativo). Aproximadamente, el 85% de la población cuenta con un factor RH+ y el 15% restante tiene un factor RH-.

Como bien es sabido, no todos los grupos sanguíneos son compatibles entre sí, lo cual quiere decir que ante la mezcla de sangre de grupos incompatibles (en una transfusión, por ejemplo), el organismo se defiende con anticuerpos que atacan los glóbulos rojos extraños.

Esta circunstancia puede resultar fatal en algunos embarazos si se desconoce. En concreto, si una mujer RH-queda embarazada de un hombre RH+, existe un 50% de probabilidades de que el feto resultante sea RH+. En esta situación, los grupos sanguíneos de embarazada y feto son incompatibles. Esto quiere decir que si se produce un intercambio de sangre (a través de la placenta, por ejemplo, o más comúnmente durante el parto), el sistema inmunológico de la madre reaccionará generando anticuerpos que atacarán los glóbulos rojosextraños de la sangre de su hijo. De esta manera, la madre quedará inmunizada contra el factor RH+.

Este proceso requiere su tiempo, por lo que no suele afectar al primer embarazo. Además, en circunstancias normales, las sangres de madre y feto no entrarán en contacto hasta el momento del parto.

El problema radica en que la situación vuelva a repetirse en un segundo embarazo, momento en el que el sistema inmunológico de la embarazada atacará las células extrañas. Las consecuencias pueden ir desde una anemia hasta, en los casos más extremos, la muerte fetal.

Inmunoglobulinas para prevenir la creación de anticuerpos

Hace algunos años, la incompatibilidad RH era un problema muy serio. Afortunadamente, hoy en día se cuenta con una solución muy sencilla consistente en una inyección de inmunoglobulina Rh después del parto, que evita que la embarazada produzca anticuerpos que pongan en peligro el recién nacido o futuros embarazos.

Para conocer tus dias fertiles y/o etapa de embarazo semana a semana,
dinos cual fue el primer dia de tu último ciclo menstrual:

/ /

Cuantos dias dura tu ciclo menstrual: